Chocolate Dulcey y Orelys - Blond

El Blond Dulcey, el cuarto color de chocolate, fue inventado por Frédéric Bau, chef pastelero y chocolatero célebre de Valrhona. El Blond Orelys se ha creado recientemente para completar la gama. Sumérjase en un universo de untuosidad y descubra el origen del chocolate de color rubio y sus usos.

¿Qué es el "chocolate Blond"?

El Blond es un chocolate blanco de color rubio. Más goloso que los otros chocolates blancos, más untuoso que el chocolate con leche y más dulce que el chocolate negro, el blond Dulcey de Valrhona conquista a pequeños y mayores.

Este chocolate se produce con manteca de cacao, leche y azúcar. Es apreciado particularmente por su sabor a galleta y su carácter voluptuoso.

chocolat de couleur blonde valrhona

¿Cómo se creó el chocolate Dulcey?

El chocolate Dulcey tiene una historia totalmente atípica, ya que su invención se debe a una feliz coincidencia. En efecto, debemos a Frédéric Bau la creación del Blond Dulcey. El célebre chef pastelero, hoy explorador pastelero en Valrhona, estaba en Japón para el salón del chocolate.

Durante el evento, dejó fundiendo chocolate blanco al baño María durante demasiado tiempo. El resultado de este olvido fue sorprendente: el chocolate había adquirido un color rubio y dejaba escapar un delicado olor a galleta tostada y leche caramelizada. Frédéric Bau dio vida a un cuarto color de chocolate.

Ocho años de investigación y desarrollo fueros necesarios para poner a punto, a partir de esta feliz causalidad, la receta de Dulcey que conocemos hoy. Hoy en día, la receta del Blond Dulcey está perfectamente controlada en varias formas: monedas (llamadas habas en Valrhona), tabletas, barritas, croustibilles, postres...

El Blond Orelys con notas a galleta y aromas delicados de regaliz llega después para completar la gama de los blonds.

Recetas a base de chocolate de color rubio

El blond Dulcey puede utilizarse en recetas clásicas como sustituto del chocolate negro para dar una mayor exquisitez a la preparación. Su sabor a galleta, con toques de mantequilla y a caramelo, aportará un toque de dulzor y untuosidad a sus recetas.

Como ejemplo, puede ser original preparando una deliciosa mousse de chocolate Dulcey. Su apariencia y su inimitable sabor a galleta serán un regalo para la vista y el paladar de todo el mundo.

El Blond Orelys, fabricado a partir de azúcar mascabado de la Isla Mauricio aportará un delicado sabor a regaliz.

Usos frecuentes del chocolate de color rubio

En pastelería, los chefs utilizan el blond Dulcey u Orelys para realizar cualquier tipo de cremosos y ganaches. Como chocolate blanco, el blond Dulcey es perfectamente apto para el baño y los moldeados de los postres: bombones, trufas, confiterías, troncos, helados, etc.

Su apariencia y sus sabores únicos permiten a los chef pasteleros-chocolateros expresar toda su creatividad creando postres con un aspecto inimitable.

¿Qué sabor tienen los chocolates de color rubio?

Sutiles notas de galleta con acentos de caramelo se revelan en el paladar durante la degustación del Blond Dulcey. Consumido tal cual o en una elaboración, su color rubio evoca un dulzor que se disfruta en boca. Su textura muy untuosa es ideal para aportar un toque goloso a sus postres.

Como Dulcey, Orelys posee notas a galleta y una textura cremosa. Debe su particularidad al azúcar mascabado. Este azúcar de caña de la Isla Mauricio sin refinar presenta un fuerte contenido en melaza que confiere a Orelys su sabor de regaliz y su color singular.