Chocolate con leche

El chocolate con leche se diferencia de los demás chocolates por su increíble dulzor y su textura fundente incomparable. Hace felices tanto a pequeños como a mayores y permite la preparación de recetas irresistiblemente ricas. Valrhona le cuenta todos los secretos del chocolate con leche.

¿Qué es el chocolate con leche?

En 1875, el chocolatero suizo Daniel Peter inventa el chocolate con leche. Desde entonces, se convierte en uno de los tipos de chocolate más apreciados del mundo. ¿Pero en qué consiste exactamente este delicioso chocolate fundente?

Al igual que el chocolate negro y el chocolate blanco, el chocolate con leche es un producto a base de cacao y de azúcar. Se diferencia del chocolate negro en que, además de los ingredientes de base, contiene leche en polvo.

En Valrhona, las recetas se terminan después de uno o dos años de investigación por parte de los ingenieros de Investigación y Desarrollo y con la ayuda de nuestro jurado de análisis sensorial. Actualmente fabricamos más de 100 recetas de chocolates diferentes (negros, blancos, con leche e incluso blonds). Los ingredientes que los componen deben, por lo tanto, dosificarse con precisión para revelar la singularidad de cada chocolate.

Chocolat au lait valrhona

Composición del chocolate con leche

En Francia y Europa existen reglamentaciones sobre la composición y la denominación del chocolate.

Un chocolate con leche Valrhona contiene los siguientes ingredientes:

  • materia seca de cacao (manteca de cacao, pasta de cacao) procedente de habas de cacao seleccionadas. Contenido mínimo del 30 %;
  • leche en polvo. Contenido mínimo del 18 %;
  • grasas (incluida la manteca de cacao para aportar una mayor fluidez). Contenido mínimo del 25 %;
  • azúcar, en diferentes proporciones;
  • un toque de vainilla natural para potenciar los aromas.

La legislación en materia de chocolate permite utilizar un emulgente natural para mejorar la fluidez y aportar una textura fundente al chocolate. En Valrhona, utilizamos la lecitina de girasol.

Un porcentaje de cacao adaptado para un chocolate de calidad

La elaboración de un chocolate pasa por la investigación del porcentaje de cacao que revelará lo mejor del producto. Es la creación de un equilibrio sutil que se trabaja para obtener al final un perfil aromático singular apoyándose en las tipicidades de una o varias regiones.

La potencia aromática de un chocolate está relacionada con la región de origen del cacao, con su receta y con su proceso de fabricación. La idea de que un chocolate es mejor si su porcentaje de cacao es elevado es, por lo tanto, errónea.

Para comprender mejor lo que significa el porcentaje de cacao indicado en las tabletas de chocolate, consulte nuestra guía sobe los diferentes contenidos de cacao.

Como anécdota, el chocolate con leche y chocolate negro aportan sensiblemente la misma cantidad de energía (unas 500 kcal por cada 100 g). El chocolate con leche es más dulce, pero el chocolate negro es más graso (ya que contiene más habas y manteca de cacao). De este modo, cuanto más alto es el porcentaje de cacao que tiene un chocolate, más calórico será. El chocolate con leche suele ser menos calórico que un chocolate negro, ya que contiene menos materia grasa. 

¿Cómo utilizar el chocolate con leche?

El chocolate con leche se puede utilizar de muchas maneras. Ya sea para la merienda en forma de tableta de chocolate o para crear postres elaborados y golosos gracias a las habas de chocolate de cobertura (a menudo llamadas gotas), los niños y los adultos se derriten por su inimitable dulzor.

Chocolate con leche para degustación

El chocolate con leche también es un chocolate de degustación. Todos los especialistas del chocolate se lo dirán: hay excelentes chocolates con leche, cuyo sabor y aromas son complejos y sutiles. Hay quien adora el chocolate con leche, quien adora el chocolate negro… y quien adora los dos.

Si desea degustar un buen chocolate con leche, lo más sencillo es comprarlo en forma de tableta, de barrita o de carrés. Pruebe un trozo de Caramelia y déjese conquistar por su cremosidad y su textura fundente reconfortantes.

Chocolate con leche para pastelería

Para realizar elaboradas recetas, los profesionales suelen recurrir al chocolate de cobertura. Es un tipo de chocolate específico que permite principalmente bañar bombones fácilmente gracias a su alto contenido en manteca de cacao.

Las recetas que utilizan chocolate con leche son numerosas. Desde pasteles hasta bizcochos, tartas, ganaches, troncos y otras elaboraciones, son muchas las recetas que puede explorar.

Los amantes del chocolate con un buen sabor a cacao y sutiles notas avainilladas y malteadas se dejarán tentar por el chocolate de cobertura Jivara 40 %.

Combinación de sabores

Para una mayor exquisitez o creatividad, el chocolate con leche puede asociarse con otros ingredientes.

  • La frambuesa: un sabor sorprendente Ya sea acidulada o dulce, cruda o cocida, la frambuesa, al igual que la fresa, se marida perfectamente con el chocolate con leche y el chocolate blanco.
  • Las avellanas, en buena sintonía con el chocolate Estas últimas enriquecen la paleta gustativa de matices tostados aportando a veces un toque crujiente.
  • El caramelo en todas sus formas Líquido, blando o crujiente, el caramelo es también un elemento de textura. Respecto al sabor, sus notas aromáticas características aportan exquisitez.
  • La vainilla: comparte con el cacao su sutileza y su carácter. Vainilla Bourbon, vainilla de Tahití… hay tantos aromas de vainilla como variedades, suelos y climas.
  • La nuez: se asocia particularmente bien con el chocolate, pero también con otras notas cálidas como la canela y la miel.
  • El coco: las notas lacteadas del coco se maridan de manera agradable con el chocolate con leche y el chocolate blanco.

¿Por qué es diferente el chocolate con leche de Valrhona?

Valrhona selecciona los cacaos más finos y perfecciona constantemente su saber hacer chocolatero para ofrecer chocolates únicos y excepcionales. En primer lugar, los expertos seleccionan minuciosamente las habas de cacao para conseguir un perfil aromático excepcional. Las habas de cacao desarrollan toda su complejidad aromática durante las etapas clave de la fabricación y, a continuación, se mezclan rigurosamente para crear chocolates únicos con sabores extraordinarios.

Valrhona desarrolla un chocolate responsable, trazable y obtenido en directo a través de los más de 18 000 productores a los que guiamos hacia buenas prácticas sociales y medioambientales. Escogiendo Valrhona se convierte en protagonista del desarrollo sostenible del cacao y entra en el círculo de los apasionados del chocolate.