Manteca de cacao

La manteca de cacao es una materia grasa 100 % vegetal procedente de las habas de cacao. Se utiliza mucho en pastelería y de manera más particular en la creación de postres de chocolate. Valrhona le entrega todos los secretos de este alimento poco conocido con muchas virtudes.

¿Qué es la manteca de cacao?

La manteca de cacao es una materia grasa naturalmente presente en las habas de cacao. Está principalmente constituida por lípidos: ácidos grasos saturados y monoinsaturados.

La manteca de cacao se reconoce fácilmente por su color marfil. La mayoría del tiempo, se conserva en estado sólido, en forma de bloque (barra de manteca de cacao).

¿Cómo se obtiene la manteca de cacao?

La manteca de cacao se obtiene a partir de las habas de cacao que se encuentran en la mazorca, el fruto del cacaotero. Después de la cosecha, se abren las mazorcas a mano para sacar las habas, que pasan primero por la etapa de la fermentación, y después por la del secado.

beurre de cacao

A continuación, las habas son tostadas, su cáscara se elimina y el cacao se tritura en grué. Varios grués del mismo origen o de orígenes diferentes pueden unirse según recetas precisas antes de ser mezclados y triturados para formar la masa de cacao (también llamada pasta o licor de cacao).

Una prensa hidráulica separa entonces la parte líquida de la masa de cacao, la manteca de cacao, de su parte sólida, la torta (que permite obtener el polvo de cacao).

Al salir del prensado, la manteca de cacao es muy rica en sabor. A continuación, pasa por varias etapas suplementarias como la filtración, la desodorización (que le da su sabor neutro) y el atemperado.

Le beurre de cacao est une matière grasse 100% végétale issue des fèves de cacao. Il est très utilisé dans la pâtisserie, et plus particulièrement dans la confection de desserts chocolatés. Valrhona vous livre tous les secrets de cet aliment méconnu aux nombreuses vertus.

Utilización de la manteca de cacao

Esta materia grasa natural es también utilizada tanto por los profesionales como por el gran público. Utilizada tanto en pastelería como en cocina, la manteca de cacao presenta varias ventajas.

Desde hace algunos años, la manteca de cacao se ha abierto camino incluso en nuestras casas, donde la encontramos bajo múltiples formas. Aquí tiene algunos ejemplos de usos de la manteca de cacao.

Uso en preparaciones dulces

Los chefs pasteleros-chocolateros manejan la manteca de cacao a la perfección. Su temperatura de fundido (punto de fusión) está en torno a los 37 °C. Es una importante ayuda para realizar el atemperado del chocolate. Después de todo, ¿qué sería del chocolate sin su manteca de cacao?

Gracias a los lípidos que la componen, la manteca de cacao aporta todo el brillo y el fundente del chocolate. Como recordatorio, el chocolate de cobertura está enriquecido con manteca de cacao, lo que lo hace más fluido y, por lo tanto, más adaptado a ciertos usos como el baño y el moldeado.

Esta grasa comestible no aporta sabor a cacao a sus preparaciones, por ello también puede utilizarse para realizar otras recetas a base de manteca de cacao: helado, cremas de untar, postres, etc.

Para proporcionarle el mejor chocolate, Valrhona respeta las directrices europeas (2000-36 CE). Solo se utiliza manteca de cacao: no añadimos otra materia grasa vegetal en nuestros chocolates de cobertura.

Uso en preparaciones saladas

Incluso si parece extraño a primera vista, el uso de la manteca de cacao en cocina es muy interesante, ya que es una grasa estable, inodora y de sabor neutro. Además, la manteca de cacao no se enrancia y se conserva perfectamente.

De hecho, la manteca de cacao resiste las temperaturas elevadas: puede llegar sin problemas incluso a los 200 °C sin quemarse, contrariamente a la mantequilla o a ciertos aceites. Aumenta el sabor natural de los alimentos y conserva perfectamente su sabor.

¿Sabía que...? La manteca de cacao encaja en un régimen alimentario sin productos de origen animal.

Uso en cosmética

Pintalabios, bálsamo de labios, crema solar, crema hidratante, cicatrizante, antienvejecimiento, aceite de masaje… Los usos de la manteca de cacao en cosmética son numerosos. Es un producto rico en vitaminas (A, B, C y E) y muy nutritivo.

La manteca de cacao se utiliza para realizar tratamientos caseros con menos costes. Hidrata, calma y nutre la piel, refuerza el cabello y lucha contra el envejecimiento de las células gracias a su alto contenido en antioxidantes.

En resumen

La manteca de cacao es un producto natural que se extrae de las habas de cacao. Varias etapas permiten llegar a la creación del grué y después a la masa de cacao. La manteca de cacao se obtiene por presión de la masa antes de ser filtrada, desodorizada y atemperada.

La manteca de cacao es una grasa que puede utilizarse como ingrediente alimenticio, en la fabricación de chocolate y de productos a base de cacao como el chocolate con leche, ciertas bebidas lacteadas de chocolate, los bombones, etc.

También se utiliza de manera habitual en cosmética por sus beneficios sobre la piel y el cabello. De fácil uso y barato, es también un producto estrella en recetas «do it yourself» (DIY).