Crema inglesa

La crema inglesa es una de las cremas más utilizadas en pastelería. La encontramos en la famosa receta de la isla flotante y en el arroz al caramelo. A veces, se puede consumir sola, con vainilla o servida con un coulis de frutas. Se sirve con pasteles u otros postres de chocolate como el brownie. También permite realizar deliciosas cremas heladas. 

Descubra cómo realizar una crema inglesa y algunas recetas a base de chocolate en las que juega un papel importante. Encuentre respuestas a las preguntas que le surjan para realizarla con éxito. 

Receta de crema inglesa de base 

La crema inglesa de base puede realizarse rápido, pero es preferible efectuar la primera etapa varias horas antes respetando correctamente el tiempo de reposo indicado. Se puede utilizar tal cual o integrarla en la preparación de otras cremas, como verá más adelante. 

Ingredientes de la crema inglesa 

La crema inglesa de base se compone de cuatro ingredientes : 

  • 200 g de yemas de huevo 
  • 100 g de azúcar 
  • 500 g de nata UHT con un 35 % de materia grasa 
  • 500 g de leche entera UHT 

En algunos casos, es preferible no utilizar nata. Si lo desea, puede sustituir la nata UHT 35 % por la misma cantidad de leche entera UHT. 

Para una crema más untuosa, se puede aumentar la cantidad de huevos. También se puede reducir la cantidad de azúcar o sustituirla parcialmente por un edulcorante. 

Si desea aromatizar la crema inglesa, puede aromatizar la leche con: 

  • una vaina de vainilla rajada a lo largo 
  • café o té líquido 
  • cacao 
  • chocolate de cobertura 
  • alcohol, como un licor 
  • especias, como la canela 
  • cítricos, como la naranja 
  • frutos secos, como el pistacho 

Preparación de la crema inglesa 

Para realizar correctamente la crema inglesa, siga escrupulosamente las siguientes etapas: 

  1. En un recipiente, mezclar las yemas de huevo con el azúcar vigilando que no se blanqueen. 
  2. Dejar reposar la mezcla durante 3 a 4 horas. Evitará así la floculación de los huevos (es decir, la coagulación), ya que la lecitina que contienen será menos sensible al calor. 
  3. Verter la nata y la leche en una cacerola y llevarlas a ebullición. 
  4. Verter la mezcla líquida de nata y leche sobre la mezcla de yemas de huevo y azúcar. 
  5. Mezclar todo y pasarlo a una cacerola. 
  6. Cocerlo todo entre 82 y 84 °C sin dejar de remover. La temperatura y el movimiento son primordiales en esta receta. 
  7. Pasar la mezcla por el colador chino. 
  8. Enfriar rápidamente la crema inglesa, por ejemplo, colocando la cacerola en un bol grande lleno de cubitos de hielo. 
  9. Utilizar la crema inglesa rápidamente o reservarla inmediatamente en la nevera. 

Si desea guardar la crema inglesa para más tarde, deberá enfriarla rápidamente. Para utilizarla rápidamente, no es obligatoriamente necesario,  todo depende del uso que desee darle. La crema inglesa a veces se sirve caliente. 

Crème anglaise Norohy

Preguntas frecuentes sobre la crema inglesa  

Descubra, a continuación, nuestras respuestas a las preguntas habituales sobre la crema inglesa para realizarla con éxito sin ninguna duda. 

¿Qué diferencia hay entre la crema pastelera y la crema inglesa? 

Como la crema inglesa, la crema pastelera se compone de leche entera UHT, de yemas de huevos y de azúcar. Sin embargo, se añade almidón de maíz o harina para un resultado más espeso. 

Si se pregunta cómo transformar una crema pastelera en crema inglesa, sepa que puede ser complicado. Por el contrario, a la inversa es posible. 

¿Cómo saber si la crema inglesa está lista? 

Esta pregunta es muy frecuente, sobre todo en personas que se preguntan cómo hacer una crema inglesa sin termómetro. Para saber si la crema inglesa está lista, un truco consiste en efectuar una cocción a fuego lento. 

La cocción a fuego lento consiste en remover constantemente la crema inglesa con una espátula. Cada cierto tiempo, haga un trazo sobre la espátula con el dedo y mire a qué velocidad se cubre. Con el paso de la cocción, la crema tardará más tiempo en cubrir el trazo. Cuando el trazo se mantenga limpio, la crema inglesa está lista. 

¿Cuándo reservar la crema inglesa en la nevera? 

Si no va a utilizar la crema inglesa inmediatamente, debe guardarla rápidamente en la nevera. 

¿Qué hacer para no estropear la crema inglesa? 

Para no estropear la crema inglesa, debe respetar absolutamente la temperatura indicada y remover constantemente. La mayoría de los fracasos se deben a problemas de temperatura o de inercia. 

Para tener todas las de ganar, piense en mezclar las yemas de huevo con el azúcar unas horas antes. Esto evitará la coagulación. 

¿La crema inglesa se espesa al enfriarse? 

La crema inglesa se espesa un poco al enfriarse. Sin embargo, si la crema está verdaderamente líquida, el enfriamiento no bastará para solucionar el problema. Consulte la respuesta a la pregunta siguiente. 

¿Por qué mi crema inglesa no espesa? 

Si se pregunta por qué su crema inglesa es demasiado líquida o cómo espesar la crema, compruebe la temperatura. Si ha iniciado la cocción demasiado baja, la crema seguramente no habrá subido en temperatura, pero aún se puede remediar. 

¿Por qué no hervir la crema inglesa? 

Como hemos visto, la temperatura de cocción de la crema inglesa no debe sobrepasar los 84 °C. Por encima de esto, la lecitina presente en las yemas de huevo corre el riesgo de coagular y formar grumos. Por lo tanto, respete las temperaturas indicadas para una crema inglesa fluida. 

¿Cómo corregir una crema inglesa demasiado espesa? 

Si su crema inglesa es demasiado espesa, pero no ha coagulado, será recuperable. Para ello, bastará con diluir con un poco de leche entre 82 y 84 °C removiendo constantemente. 

¿Cómo corregir una crema inglesa demasiado cocida? 

Si se han formado grumos en la crema inglesa, es que está demasiado cocida. En un primer momento, puede intentar batir con fuerza, pasarla por el chino o incluso triturarla para eliminar estos grumos. 

Si esta solución no basta, para evitar tirarlo todo, intente añadir una yema de huevo adicional y empezar de nuevo.