Publicado el 13/7/21

Nuestras acciones en Costa de Marfil

Situada en el oeste de África, la Costa de Marfil está considerada como el país del cacao. Desde 2014, Valrhona trabaja con la Cooperativa Agrícola Perseverancia de Dibobly-Guezon (CAPEDIG), miembro de la Unión de Sociedades Cooperativas Kimbê (ECOOKIM). Esta última agrupa 29 cooperativas de productores de cacao y de anacardo de Costa de Marfil.

En 2018, Valrhona y ECOOKIM firmaron una colaboración de 5 años para supervisar el abastecimiento de cacao de la CAPEDIG. En Costa de Marfil, el 100 % de nuestras habas de cacao son trazables desde nuestros productores socios, cuyas plantaciones están cartografiadas. Esta trazabilidad nos permite conocer la procedencia exacta del cacao, asegurarnos de que no contribuye a la deforestación y determinar nuestros proyectos de apoyo a las comunidades.

Facilitar el acceso a la educación es una prioridad para Valrhona

Desde 2014, financiamos la construcción de escuelas primarias públicas en tres comunidades para favorecer la educación de 598 alumnos. La construcción de un comedor escolar en Petit Bouaké en 2022 permitirá a los niños comer allí mismo. 
En 2018, inauguramos un centro de formación que permite acoger a los miembros de todas las cooperativas de la Unión ECOOKIM para formarse en las buenas prácticas agrícolas, medioambientales y sociales.
En la primavera de 2021, el Fondo Solidario Valrhona, con el apoyo de ECOOKIM, ha acabado también la construcción de una escuela primaria y una cantina en el pueblo de Kouameblekro-Konedougou y la escuela de Nadjette-Guinglo-zia. Estos centros públicos están reconocidos por el sistema escolar Marfileño y acogen respectivamente 213 y 236 alumnos. La creación de un comedor tiene varios objetivos. Asegura ante todo una seguridad alimentaria para los niños y permite mejorar la asiduidad de los alumnos por la tarde, que ya no tienen que recorrer una larga distancia para volver a casa a comer. También favorece una economía honesta, ya que son las mujeres de la comunidad quienes cosechan y proveen al comedor de cultivos de subsistencia, mientras que otras están a cargo de preparar la comida para los niños. 
Estos proyectos responden a necesidades identificadas y priorizadas por la CAPEDIG y están en total consonancia con la misión del Fondo Solidario Valrhona, es decir, promover la educación en el medio rural, favorecer los buenos resultados escolares y luchar contra el trabajo infantil.

Mejorar la calidad de vida de las comunidades también implica un compromiso financiero

Todas estas acciones hacen atractiva la CAPEDIG, que ha doblado el número de miembros solamente en un año. Todos los productores tienen la certificación Fairtrade y Rainforest Alliance / UTZ. Desde la caída de las cotizaciones del cacao en 2017, pagamos una prima a los productores para mantener el precio de su cacao al nivel más alto desde 2012. Nos hacemos cargo de los gastos de distribución y nos aseguramos, a través de terceros independientes, de que el 100 % de la prima de compensación llegue correctamente a nuestros productores socios.